En medio del ajetreo diario de la ciudad, Ana encontraba paz cuando rodaba en su bicicleta.

Cada día, pedaleaba hacia la oficina con una sonrisa, sintiendo el viento en su rostro y abrazando la libertad que solo una bicicleta puede brindar.

Como cada día, al llegar a la oficina, Ana estacionó su fiel compañera de dos ruedas.

Sin embargo, a la salida…

 

Contenido bloqueado

Suscríbete gratuitamente a nuestra newsletter con los siguientes datos y desbloquearás de inmediato el artículo para leerlo.

Loading...

¡Su bicicleta había desaparecido!

 

El impacto fue devastador.

La pérdida de la bicicleta no solo significó la ausencia de un objeto material, sino también la desaparición de su escape diario, su ritual mañanero y la conexión con la ciudad.

El robo resonó más allá de lo tangible.

Las sombras del robo oscurecieron sus ganas de pedalear, y la inseguridad se apoderó de su pasión.

Con el tiempo, Ana se alejó de la bicicleta.

Lamentablemente, la historia de Ana es muy real.

El robo está a la orden del día y cuando menos te lo esperes, podrías llevarte la misma sorpresa que Ana.

 

¿PUEDES EVITAR EL ROBO DE TU BICICLETA?

Nada ni nadie te puede asegurar al 100% que tu bici no sea robada.

Lo siento mucho si esperabas leer otra cosa, pero es así. No hay bicicleta que se le resista a los profesionales de lo ajeno.

Se pueden llevar cualquier bicicleta y, si la tuya ha entrado por los ojos del delincuente, dala por perdida.

Aun así, no te des por vencido.

Depende mucho de ti.

¡Puedes defenderte muy bien de los robos, poniéndoselo muy difícil al ladrón!

 

ELIJE UN BUEN CANDADO

Es fundamental.

Los ladrones ante un buen candado ni siquiera lo intentan.

Buscarán otra bicicleta.

¿Podrían romper el candado?

Sí, aunque para ello tengan que usar una radial a plena luz del día en una calle muy concurrida.

Pero como saben que para llevarse esa bicicleta les exigirá más tiempo y dedicación de lo normal, además de llamar mucho la atención, desistirán de ello.

Aunque también es cierto que, si tu bicicleta cuesta varios miles de euros, lo anterior poco les va a importar.

Entonces, ¿qué candados puedes comprar?

Los mejores son estos dos tipos:

  • En forma de U
  • Plegables

Hay muchísimos otros tipos de candados, pero si compras alguno de estos dos tipos irás a lo seguro.

Sólo tienen dos aspectos negativos: el peso y el precio, pero por lo demás te aseguras que tu bici sea la más difícil de robar.

Al final del artículo te dejo uno de cada tipo, totalmente recomendables por irenbici.

 

Ahora bien, no sólo debes comprar un buen candado.

También debes candar correctamente la bicicleta.

¿Cómo debes hacerlo?

Irenbici ya respondió a esta pregunta en el artículo: Candado para bicicleta, cómo utilizarlo.

Sabemos que soltar dinero por un candado cuesta muchísimo, pero piensa que sería mucho peor que te sucediera lo mismo que a Ana, ¿no crees?

CANDADO EN FORMA DE U ABUS

CANDADO PLEGABLE ABUS